miércoles, 4 de abril de 2012

La Luz de vuestra mirada

Me he dado cuenta de que todos los momentos importantes de mi vida han tenido su propia banda sonora; canciones, melodías, que han logrado que la intensidad de esos momentos sea aún mayor, y que con el paso del tiempo, al cerrar los ojos y recordar esa línea de mi vida, no sólo haya imágenes, también música y de nuevo, emociones. 

 Hoy os presento dos canciones que  si ya de por sí me transmitían mucho, después de este fin de semana en el que he recibido un regalos de esos que te da la vida sin esperarlo, pero que te llenan de gratitud y luz, han pasado a formar parte de la banda sonora de mi vida. Bendita la Luz y Estoy Enamorado.
¿Que cual ha sido ese regalo tan mágico de este fin de semana? Pues un encuentro con personas realmente especiales, en un espacio privilegiado (El espacio Azala) y liderado por dos personas a las que quiero y admiro profundamente. Y a las que estoy agradecida por su generosidad y amor incondicional. 

En un entorno de ensueño nos reunimos 13 personas para trabajar durante 4 días en nuestro Plan de Liderazgo Personal. No soy capaz de expresar con palabras todo lo que vivimos allí, pero sí quiero compartir contigo reflexiones que han calado muy dentro de mí y que me llenan de fuerza y energía para seguir adelante:


1.      Que la misión que cada persona tenemos en la vida nos acerca y nos une mucho más de lo que pensamos. Que realmente cuando llegamos a conectar con nosotros mismos, con nuestra esencia, tomamos conciencia de que formamos parte de algo mucho más grande, del Universo y que la energía que nos une y conecta es el Amor: por la dignidad y el respeto a la persona, por los demás y por lo que nos hace Crecer y Estar.
2.      Que el mejor momento para comenzar a cumplir tu misión (esa que da sentido a tu vida) es AHORA. No hay un mejor momento. Podemos desarrollar nuestra misión con nuestra familia, con nuestras amistades, en el trabajo…Sólo cuando lo que hacemos está alineado con nuestra misión, con aquello que nos mueve, con nuestros valores, sólo entonces alcanzamos la felicidad. Y por qué aplazarla a cuando tengamos otros sueño cumplido, por qué no empezar desde YA?
3.      Que los sueños se cumplen y que ya en nuestra vida, a veces no nos paramos a pensarlo, pero ya hemos cumplido muchos de nuestros sueños. Vivimos tan deprisa que no tenemos tiempo para parar y analizar los logros de nuestra vida, pero sobretodo, no nos permitimos vivirlos con intensidad, con plenitud y conciencia. Pero llega un momento especial como el que hemos vivido este fin de semana, en el que mantienes un diálogo interno con tu esencia, con quien eres, y entonces te das cuenta de que se van cumpliendo muchos de tus sueños. "Y así comienza el camino del héroe"
4.      Que en ese camino hacia tu sueño te encontrarás con “tu saboteadores”, esos personajillos que te recordarán esas creencias limitadoras que están en el inconsciente y que no nos dejan avanzar: el miedo, la pereza, el “tu no vales”, el “qué dirán”…Están ahí contigo y si te paras a escucharlos, no a “eliminarlos”, verás que quieren decirte algo y que si eres capaz de entenderlo y valorarlo pasarán a ser un “miedo”, “pereza”, "sana, madura e integrada", serán tus aliados. Laura Chica en un post precioso que hablaba de la tristeza, nos hacía ver que también en ese estado han nacido los poemas y canciones más bellos jamás escritos. También el miedo puede ser tu compañero, quien te impulse a crecer para enfrentarte a los retos que te pone la vida, o la pereza quien te de serenidad en momentos de máximo estrés en tu vida. Pon a tus saboteadores a caminar junto a ti, no contra ti, habla con ellos, encuentra su mensaje, te ayudará a crecer.
5.      Que tan importante como trabajar nuestra parte emocional, es vivir y conectarnos con nuestro cuerpo, con nuestra expresión corporal. Puedo aseguraros que en estos cuatro días, a través de una maestra excepcional (Katia) he aprendido a transmitir y sentir a través de mi cuerpo la sensibilidad, la fuerza, la energía del contacto con la naturaleza, con mi esencia y el poder de las caricias, los abrazos, la mirada, de las personas que allí estábamos. Os animo a esto, a besar más, a dar más abrazos, más caricias, a sentir el fresquito del agua en vuestras mejillas, o el soplo de otra persona rozando tu piel…son sensaciones únicas, que sólo pueden aportar ternura, comprensión y energía a tu vida. "Somos mente, emoción y acción"
6.      Y por último una certeza: que no somos conscientes de todo lo que perdemos cuando decidimos ir por la vida solos, siguiendo la corriente de este mundo que nos lleva al individualismo, al “o tú o yo”, porque es muy grande y profundamente enriquecedor compartir y unir para crecer. Yo he tenido la suerte de compartir cuatro días (y estoy segura de que van a ser muchos más a partir de ahora) con personas excepcionales, únicas, que han aportado luz a mi vida y a mi sueño y eso es lo que da sentido a la vida, y ese es el regalo de la vida. La unión, el ahora tu y yo juntos.

Gracias de corazón a Jose Juan y María por haberme permitido formar parte de vuestro sueño cumplido, a Katia por descubrirme todo un universo de sensaciones, a las "rasas" (Elsa, Bea, Inma y Almudena) por su alegría y sensibilidad, a Chus y Javier por su amistad profunda y por transmitirme tanta ilusión y energía, a Nacho, mi ángel de la guarda por cuidarme y hacerme sonreir y a Luis y Gustavo por su magia y su ternura. 

"Cuanto más alto vuelas, más lejos te ven los que aún no han aprendido a volar"
"Lo que buscamos no se encuentra en la búsqueda, pero sólo quien busca lo encuentra"











1 comentario:

  1. Gracias Julia por compartir..... me has dejado sin palabras

    ResponderEliminar